Spots de TV: aportando valor a la marca

Desarrollar campañas publicitarias en televisión, supone un complejo trabajo de creatividad, realización de la campaña y alta inversión económica. La televisión es un medio masivo que cuenta con una amplísima repercusión y por ello, las marcas que pueden realizar spots televisivos, conocen la importancia de estar presentes en este medio. La visibilidad del spot, su repercusión y el recuerdo de la marca en la mente del consumidor, son los objetivos fundamentales de un anuncio en televisión. Pero también, es crear valor para la marca anunciada, para que ésta sea percibida por el público mucho mejor que su competencia.

Aportar valor a la marca supone crear lealtad en el consumidor, obtener mayores márgenes (el consumidor puede pagar más por ella), ayudar a su crecimiento (si es más demandada, se ubican más tiendas) y establecer una fuerte ventaja competitiva frente a su competencia. Por todo ello, la televisión es un medio idóneo para ayudar en la construcción del valor de marca. A través de anuncios emotivos, sugerentes, divertidos o de incitación de compra, se puede llega al consumidor desde una perspectiva psicológica, estableciendo gran valor de marca a corto y largo plazo. Un valor seguro para que los anunciantes apuesten por producir spots en TV.