¿En qué consiste la gestión publicidad online?

En la era de internet, de las redes sociales y de los dispositivos móviles, en un mundo en el que estamos conectados las veinticuatro horas del día y en el que la respuesta inmediata ha dejado de ser un deseo convirtiéndose en una exigencia, la publicidad online podría ser definida, tal vez de manera un tanto radical, como aquella publicidad contraria a los medios tradicionales.

La información, el entretenimiento y la publicidad han superado las barreras del espacio y del tiempo que caracterizan a los medios tradicionales. Frente a ello, los nuevos soportes digitales en línea ofrecen todo un abanico de ventajas que permiten a las empresas llegar de una manera más rápida y eficiente a un mayor volumen de clientes potenciales.

La gestión de la publicidad online consiste precisamente en el diseño de campañas publicitarias, elaboración de los formatos correspondientes, lanzamiento y monitorización de los resultados, de toda acción publicitaria en internet.

Para todo ello, a diferencia de lo que sucede en la publicidad tradicional, son necesarias toda una serie de acciones que garanticen el éxito, es decir, que permitan aprovechar al máximo las oportunidades que ofrece la publicidad online:

  • Por parte de la agencia de publicidad y de los creativos, es imprescindible un profundo conocimiento de la empresa, de la marca y del producto, lo que pasa por un entendimiento fluido entre agencia y anunciante.
  • Determinar el público objetivo al que va dirigida la campaña.
  • En base a ese público, definido por rango de edad, sexo y/o localización geográfica, se determinarán tanto los formatos a utilizar (banners, newsletters, vídeos, post patrocinados, menciones patrocinadas…) como los medios en los que dichos formatos se insertarán (web corporativa de la empresa, redes sociales, YouTube…).
  • Creación, desde cero, de los diferentes formatos publicitarios.
  • Lanzamiento de la campaña.
  • Seguimiento y monitorización con el fin de asegurar el cumplimiento de los objetivos prefijados o, en caso contrario, emprender las acciones correctivas que resulten más adecuadas.