Papel de Agencias y Empresas en la Publicidad para Televisión

Cuando una marca necesita publicitar sus productos o servicios a través de la televisión, es clave que comunique a la Agencia de Publicidad qué quiere publicitar, cómo lo quiere transmitir exactamente y cuáles son los elementos que quiere utilizar. Normalmente, todos estos puntos se resumen en un documento denominado briefing. La Agencia comienza entonces a desarrollar la idea para la campaña, según las necesidades de la marca.

Existen diversos formatos publicitarios en televisión: spots, emplazamientos de producto, televenta, patrocinio de espacios, etc. Pero la empresa debe tener claro a qué público se dirige y qué notoriedad pretende alcanzar con la campaña. En función de ello, variará el tipo de publicidad, el canal televisivo, el horario de emisión o el número de insercciones. Lógicamente, también según los formatos o contenidos, varía el presupuesto.

La Agencia de Publicidad, por su parte, realiza un análisis exhaustivo sobre la marca, su competencia o su público objetivo. A través del Departamento de Medios, se obtienen las tarifas de insercción o canales televisivos más adecuados para la campaña. Se precisa el visto bueno de la marca antes del lanzamiento final de la campaña. El objetivo es siempre persuadir al público con el mensaje comercial y la televisión, como formato publicitario, es muy eficaz porque llega a gran cantidad de público, siendo un soporte idóneo para muchas empresas.