Diferencias anuncios televisión e internet

La mayoría de personas ve la televisión mientras está con el móvil expuestos a otros anuncios. La gran diferencia es que la televisión sigue otorgando más notoriedad que internet, y el alcance e impacto del anuncio es mucho mayor en televisión (de momento).

Los costes de emisión

Las tarifas actuales para emitir quince veces un anuncio en un canal de televisión como Telecinco o Antena 3 ronda los 34 mil euros hasta los 80 mil euros. Si quieres que tu anuncio salga 20 segundos en todos los canales del grupo Mediaset te costará 60 mil euros… Está claro que la televisión es un medio que publicitariamente resulta mucho más caro.

Diferencias entre hacer un anuncio de televisión y uno en internet: El error más frecuente

Cuando el coste de difundir tu anuncio es tan alto, muchos prefieren abaratar el coste de la producción del anuncio. Y este es el peor error que puedes cometer. El contenido es lo que más se valora, si el anuncio no es de calidad, no tiene un mensaje definido y no se ha transmitido con originalidad, o ha fallado con su público objetivo, habremos tirado a la basura todo ese presupuesto.

El equipo humano y técnico necesario es diferente para televisión e internet

El coste de producir un anuncio de televisión empieza a partir de los 1000€, sin embargo, para un anuncio de televisión, el coste inicial es mucho más alto.  ¿Por qué? Hay que invertir primero en un equipo de profesionales que se encarguen de elaborar un plan de marketing donde se definan bien estos conceptos:

A quién nos dirigimos, qué valores queremos que vean de nosotros, cómo se lo vamos a enseñar, qué mensaje quieres transmitir, cuántos segundos va a durar el anuncio, qué actores vamos a necesitar, guión técnico y guión narrativo, si necesitamos locutor, equipo de cámaras, luz y atrezzo, vestuario, maquillaje.

Realización spot tv

Todo esto tiene detrás personas profesionales y con experiencia: operarios de cámara, redactores, publicistas, fotógrafos, videocámaras, ayudantes, actores, diseñadores, ilustradores, editores, músicos… Estos recursos nos permitirán producir un anuncio de televisión de alta calidad, que sea efectivo y no nos haga pensar que hemos invertido mal el dinero.

Sin embargo, un anuncio para internet necesita que se trabajen los mismos conceptos, pero podemos requerir de un equipo más pequeño. Y sobre todo, la inversión en páginas web será mucho menor que las tarifas de emisión en las cadenas de televisión.

Estas son algunas diferencias entre hacer un anuncio de televisión y uno en internet. No hay mejores ni peores, lo ideal es que si tenemos mucho presupuesto, podemos combinar ambos canales para tener un alcance total de nuestro público objetivo.